Reciclado

reciclado

Reciclado

Los envases de acero son los más fáciles de separar del resto de los residuos en las condiciones actuales. Por eso, todos los envases de acero, latas de bebidas y de todo tipo se recuperan conjuntamente mediante separación magnética, tanto en plantas de recogida selectiva de envases ligeros como en plantas de recogida en masa. De hecho, siempre que las plantas de residuos dispongan de separadores magnéticos prácticamente se separa el 100% de los envases de acero que llegan.

Las latas de bebidas de aluminio representan la fracción más importante de los envases de aluminio que se reciclan, y la de mayor valor. La separación magnética del aluminio se realiza mediante la tecnología de corrientes inducidas, forma de separación habitual en las plantas españolas.

La notable mejora producida en los últimos años en el procesado de latas de bebidas usadas de acero y aluminio mediante fragmentación, separación magnética y en algunos casos desestañado químico, permite una mayor valorización de los dos metales, y menor consumo energético al reducir las distancias de transporte. Los avances en estas tecnologías de separación están permitiendo avances sustanciales en la diferenciación por materiales e incluso en algún caso por familias de aleaciones.

Por otra parte, mediante una mejora generalizada en los procedimientos de procesado magnético de cenizas de incineradora también se está consiguiendo en toda Europa mejorar la recuperación de la fracción metálica en estas instalaciones.

Además de las técnicas más generalizadas de recuperación citadas, es importante mencionar por su valor educativo la importancia de las campañas específicas de organizaciones de caridad, campañas de solidaridad, etc. Por ejemplo, Mallorca realiza una campaña benéfica de recogida de latas de bebidas titulada “no les llancis” (no las tires). Los contenedores prensalatas, compactadores instalados en algunos lugares de gran concurrencia como aeropuertos o estaciones, también permiten reducir a la quinta parte el volumen de la lata vacía.

Así mismo, y por iniciativa de ECOEMBES, una parte creciente de los envases, especialmente de bebidas, se recogen en acciones específicas en lugares de gran afluencia tales como conciertos o manifestaciones deportivas, y, con importancia creciente, en empresas que organizan este tipo de recogidas en sus instalaciones o sedes como muestra de su vocación medioambiental por reducir el volumen de residuos que generan.