Infinitamente reciclable

sostenibilidad

Las latas de bebidas se fabrican de acero o de aluminio. Ambos metales son materiales permanentes que pueden reciclarse de modo indefinido, sin pérdida de calidad, para fabricar tanto los mismos productos como productos distintos. Por eso, en el caso de los metales, el reciclado en ciclo cerrado no es imprescindible ni especialmente relevante. Lo más importante es que el producto, una vez terminada su vida útil, se recupere para aprovechar el material como materia prima con los ahorros consiguientes.

Los envases metálicos usados se separan magnéticamente del resto de modo automático, lo que simplifica y abarata extraordinariamente el proceso de selección.

El proceso de reciclado está técnicamente resuelto: en España, cerca del 80% de los productos de acero y del 50% de los productos de aluminio, se fabrican a partir de productos usados.

Cualquier producto metálico se puede fabricar 100% a partir de metal reciclado. En el reciclado se ahorra entre el 70 y el 95% de la energía, agua y materias primas.

En España se recicla aproximadamente el 90% de las latas de bebidas que se consumen, lo que supone una de las tasas de reciclado más altas en Europa.

La Asociación elabora anualmente un informe sobre los datos de reciclado que puede descargarse de este mismo sitio.

Descargar PDF